• No products in the cart.
Image Alt

COMER SIN ESTRÉS DURANTE LAS FESTIVIDADES Y SALUDABLE? SI, SI SE PUEDE, TE DAMOS 5 CONSEJOS PARA LOGRARLO

  /  Media   /  COMER SIN ESTRÉS DURANTE LAS FESTIVIDADES Y SALUDABLE? SI, SI SE PUEDE, TE DAMOS 5 CONSEJOS PARA LOGRARLO

COMER SIN ESTRÉS DURANTE LAS FESTIVIDADES Y SALUDABLE? SI, SI SE PUEDE, TE DAMOS 5 CONSEJOS PARA LOGRARLO

Todos conocemos este ciclo, empieza porque ves calabazas por todas partes, así como diseños otoñales en los aparadores, el café puede tener en esta época sabor a calabaza y los disfraces de Halloween están a la venta. Todo lo que ves a tu derredor lo muestra, las fiestas más grandes del año se acercan. Están a la venta los adornos para el Día de Gracias, así como los que usaras para Navidad, y los estrenos de la temporada de otoño de tus shows favoritos están en marcha. Te sorprende de la nada que la mitad del año acaba de pasar, y es solo cuestión de tiempo antes de que el tintinear de las campanas navideñas “Jingle Bells” se escuche en cada estación en la radio. Prácticamente puedes saborear el suculento pavo que te servirán de cena en las fiestas a las que asistirás y eso sin contar los otros suculentos platillos que estarán a tu disposición sobre la mesa.

En conjunto ya es suficiente para dibujar una sonrisa de satisfacción en tu rostro, pero también está ese sentimiento de culpa por lo gordo que probablemente llegarás a las últimas fiestas de fin de año, incluso puedes imaginar a algunos cuando bromeen contigo mientras brindan porque ya no te cierra el abrigo. Es comprensible que te estreses por incrementar tu peso durante esta temporada de fiestas, hay mucho que saborear, muchas fiestas a las que hay que asistir y a nadie le quieres decir que “estas a dieta”. Lo bueno es que no es un objetivo imposible mantenerse fiel a tu dieta saludable y sin tener que decir justo esto. Solo sigue estos 5 sencillos consejos que te permitirán controlar tu posible aumento de peso reduciendo todas esas calorías excesivas durante esta maravillosa época:

1) Hidrátate
Una de las principales razones por las que las personas comen en exceso es por sed. Lo que puede hacerte pensar confusamente en que tienes hambre. La simple rutina de beber mucha agua durante el día y antes de cada comida, evita eficazmente que el cuerpo intente apagar la sed con alimentos sólidos. Mientras más agua bebas, menos porciones de comida es probable que comas. Más allá del agua potable que bebas, asegúrate de que tu plato tenga grandes porciones de vegetales jugosos y fibrosos. Un cuerpo hidratado es un cuerpo sano.

2) Escucha tu cuerpo:
La mayoría de las personas hoy en día consumen alimentos para entretenerse en lugar de alimentarse. Esto quiere decir que las comidas se consumen más por el placer de saborear en lugar de la nutrición real. Si esperas evitar el exceso de comida, debes aprender a abandonar esta forma de pensar y reconocer cuándo está físicamente satisfecho con una comida. Si te siente lleno, detente y guarde la comida sin importar cuánto quede en tu plato. Pide te sirvan en platos chicos con porciones pequeñas, así no te sentirás incomodo de no terminarte la porción.

3) Quiebra tu apetito:
Si sabes que tiene muchas fiestas y eventos para asistir, no llegues con el estómago vacío. Ser glotón mientras cenas solo se traduce en un mayor consumo de alimentos que aumentaran tu peso y generaran tu estrés. Evita esto al comer algunas frutas antes de salir rumbo a la fiesta, e ayudara a comer menos y te hará llenarte más rápido. A su vez, si te llenas rápidamente mientras comes fuera de casa, es más fácil controles las cosas y puedas rechazar esa 3ª … o 12ª vez que te ofrezcan llenar tu plato de otra deliciosa comida. Cualquier cosa que puedas hacer para practicar el control consciente de las porciones que consumirás hace la diferencia.

4) Salta los aperitivos:
El hecho de que las cenas navideñas incluyan todos los aperitivos y entremés más increíbles y suculentos no significa que tengas que engullirte hasta el último. Céntrate en el plato principal como el que realmente disfrutaras, luego saboréale como el componente central de tus comidas sin consumir extras como el pan. Optar por evitar estos diminutos, apetecibles y aparentemente no peligrosos entremeses, al hacerlo simultáneamente reduces la cantidad de comida que come y dejas más espacio para disfrutar del plato principal, la mayoría de las veces los ingredientes con que se hacen estos pequeños platillos pero apetitosos son más difíciles de eliminar de tu cuerpo que el plato fuerte el cual regularmente esta balanceado a una dieta saludable.

5) Di fácilmente NO al consumo del alcohol:
Por doloroso que sea, elegir no beber es, de hecho, una buena manera de reducir la ingesta calórica. Esto se debe a que la bebida alcohólica promedio contiene alrededor de 10-20 calorías más que los refrescos. Nadie dice que tengas que renunciar a tu cerveza por completo, pero tomar un descanso respecto al consumo de las bebidas alcohólicas durante estas fiestas definitivamente hará que esas comidas sean un poco más ligeras y con menos calorías. Claro, esto es solo si absolutamente no puedes hacer nada para reducir los alimentos que comes, por lo menos consume menos alcohol y hazlo con calma.

Recuerda siempre que, aunque tomar decisiones correctas puede ser difícil a veces, siempre vale la pena luchar por ellas incluso con los gestos más pequeños. No importa si en tu esfuerzo se hace lento el resultado, sin embargo, sí importa si dejas de intentarlo por completo. No permitas que la complacencia del pasado te impida cambiar tu futuro. Estamos aquí para apoyarte, entra en línea para leer más de los blogs de RISE Programs y puedas obtener consejos útiles sobre una vida saludable, y recuerda difundir el mensaje compartiendo esta publicación.