• No products in the cart.
Image Alt

ENTRENA A TU MENTE Y LIBÉRATE. LAS GRANDES VICTORIAS SON MENTALES

  /  Profesional   /  ENTRENA A TU MENTE Y LIBÉRATE. LAS GRANDES VICTORIAS SON MENTALES

ENTRENA A TU MENTE Y LIBÉRATE. LAS GRANDES VICTORIAS SON MENTALES

En muchas ocasiones se nos ha dicho que el peor enemigo que tenemos está en nuestra mente. Sin embargo, pocas veces meditamos en esto. Al entender que detrás de todas nuestras acciones, sentimientos, emociones, pensamientos y deseos, existe un ser superior viviendo en nuestro cuerpo, podemos comprender que es posible manejar todo eso de manera consciente.

Entrenar a la mente es lo mismo que entrenar al cuerpo. Cuando decidimos bajar de peso y cuidarnos para vernos bien, tomamos decisiones como comer bien, hacer ejercicio, no fumar y evitar todo aquello que pueda dañar nuestro cuerpo. De la misma manera, entrenar a la mente se enfoca en sustituir todo aquello negativo que llega a ser parte de nuestros pensamientos, por ideas más positivas.

Esto te ayudará a manejar mejor tus emociones, el estrés, la ansiedad y la confianza en ti mismo, todo lo que necesitas es establecer pequeñas rutinas y realizar ciertos cambios en tus días, que te van a generar grandes resultados que puedes conseguir siguiendo estos 5 sencillos pasos:

  1. Reconoce tus logros: “soy bueno. Yo lo puedo hacer.” Cuando sientas que no puedes, trabaja en enfocarte en tus logros para convencerte de que ese pensamiento no es tuyo y no eres tú en tu mejor estado, ya que otras veces has demostrado que sí puedes.

 Esto te ayuda a volver en ti, a lo que realmente eres, sin hacer caso a esas ideas generadas en tu mente o a las opiniones de otros.

Centrarte en tu objetivo, concéntrate en tus logros alcanzados, confía en tu trabajo y en tu talento, porque esos pensamientos generan muchísimo estrés, por lo que neutralizarlos fortalecerá tu confianza y eliminará esa tensión.

  1. Practica ejercicios de respiración, concentración y relajación: la respiración es una de las funciones básicas del organismo que permite obtener el oxígeno necesario para la supervivencia. Esta función puede verse dificultada ante la presencia de estrés o elementos que provoquen el desarrollo de patrones acelerados que dificulten la correcta entrada de oxígeno en el organismo. Sin embargo, entrenar esta función puede contribuir en gran medida a reducir el nivel de estrés que nos provocan las circunstancias ambientales y sociales a través de la relajación, disminuyendo problemas de insomnio, hipertensión, cefalea, asma, disfunciones sexuales o fobias.
  2. Vive hoy: estar en el aquí y ahora implica gestionar un factor importante en psicología, detectando qué se puede y qué no se puede controlar, centrándote en trabajar lo primero. Nadie puede controlar el futuro, pero sí estar preparado profesionalmente, estar bien alimentado y en forma, con buenas relaciones con los compañeros, familia y pareja, confiando en su talento, es decir, hacer hoy todo lo posible para evitar situaciones que mañana, puedan afectarte.
  3. Visualiza lo que quieres que suceda. Hay que visualizar, para poder sentirlo, cómo sería lograr algo que te haga vibrar, que te haga feliz, y una vez que conectas con eso imaginándote ahí, ya tienes la motivación. A partir de ese momento, hay que planificar los pasos para, poco a poco, llegar allí con toda la seguridad de que estas listo para vivir el momento y en caso sea necesario enfrentar las dificultades que se puedan presentar.
  4. Trata de mantener tus pensamientos positivos. Si tienes pensamientos negativos y tristes las emociones serán débiles y tu personalidad por consecuencia también será débil, en cambio si los pensamientos son positivos y motivadores, tendrás emociones fuertes y tu mente estará mucho más capacitada para luchar contra las posibles adversidades que la vida te presente. Los pensamientos son imprescindibles para la vida y si son pesimistas una dificultad en la vida será vista y sentida como un abismo, pero si tienes una mente con emociones positivas la misma dificultad se puede ver, incluso, como una oportunidad.

Entrenar tu mente es una tarea diaria y constante; para lograrlo pregúntate ¿qué te hace feliz? ¿qué te motiva? ¿qué tienes que agradecer hoy? ¿qué quieres lograr? Estas sencillas preguntas, que pocas veces nos realizamos, generan un ancla mental que te saca de las preocupaciones (la angustia de lo que aún no sucede) y de los arrepentimientos (lo que ya pasó), para traerte aquí y ahora, donde puedes respirar, pensar y tomar acciones en el presente o soltar lo que ya fue.

No te dejes engañar por tu propia mente, creyendo que todo lo que piensas puede ser real, porque nada es real hasta que sucede, así que no te anticipes a pensar lo que puede pasar en cada situación, menos si lo que piensas carece de positivismo.

Si te gustaría saber más sobre cómo lograr entrenar y manejar tu mente para obtener una mejor calidad de vida, no dudes en contactarnos al 1 888 823 7757, para que uno de nuestros expertos te asesore. Recuerda que contamos con las mejores herramientas de crecimiento personal y profesional, para descubrir tus habilidades. Rise programs, la puerta al éxito.